M.

La felicidad es la ausencia del miedo. Hoy me he dado cuenta que ya no tengo miedo.

miércoles, 29 de junio de 2011

JJJJJJJJJJJJJJJJJJJ.

Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero.

huellita.

Conoces a cientos de personas y ninguna te deja huella y de repente conoces a una persona y te cambia la vida para siempre.

Nosotros dos.


Ya hace tiempo que nos perdimos, en algún lugar. Y han cambiado muchas cosas. Me ha llovido mucho encima y he acumulado cosas con las que tengo que cargar. Supongo que he vivido alguna que otra decepción y no hubo noche en la que no te recordase. Me he dedicado a tacharte, a echarte a patadas de mi pensamiento y a volver a recordarte en cualquier sitio. En cualquier parada de autobús, entre colilla y colilla. Me he dedicado a recolectar todos nuestros momentos en un frasco transparente. Para tenerte siempre que quiera verte. En alguna parte. Aunque sea dentro de mi. Me he dedicado a jugar contigo en todos mis sueños, simplemente para que tu no hicieses lo mismo. Sin darme cuenta de que a veces, las adicciones son mucho mas grandes de lo que todos imaginamos. Hoy no valen los "yo controlo", "lo dejo cuando quiera". No, hoy no. Hoy solo valen las ganas de volver a tenerte, las ganas de volver a construir todo aquello que me he dedicado a derrumbar. Hoy solo valemos nosotros dos.

viernes, 24 de junio de 2011

Querer: palabra de 6 letra cuyo significado no lo sabe NADIE.

Si, si, ocho.

Que no hay monstruos en el armario, ni que los reyes magos te vigilan para ver lo malo que haces. Sé que los malos son muy malos, y los buenos no son tan buenos. Créeme, que he aprendido que los conciertos están para dejarse los pies, y la voz. Que los besos a escondidas saben mejor, igual que los cigarros encendidos con cerilla. Que un baño de agua fría a veces sienta tan bien como uno de agua caliente. Que el mundo está plagado de personas agradables, y a la vez, de personas que no merecen ser llamadas personas. Ahora sé que no hay calcetines para el pie izquierdo, ni para el pie derecho. Que los tacones a las cuatro de la mañana en una fiesta, ya no están en los pies. Que las medias se rompen muy fácilmente, y que el pintalabios rojo no se borra de las camisas blancas.
Ahora sé que de siete días a la semana, yo te quiero ocho.

23.J 01:10.

- ¿Sabes porque te quiero?
+ No.
- Por que no he conocido a nadie como tú. ¿Y sabes porque no quiero enfadarme contigo?
+ No.
- Por que no quiero perderte. ¿Y sabes qué?
+ ¿Qué?
- Que te quiero.